logo
usa mx idiomas
sacrificará tierras hasta ahora destinadas a la siembra de productos como frijol, soya, sorgo y algodón, por lo que productores y especialistas esperan aumentos en los precios de algunos de esos insumos. 
El panorama para México no es nada alentador.
De acuerdo con expertos, se trata de un escenario más difícil, dada su alta dependencia de la importación de dichos productos y a que son utilizados para fabricar alimentos de consumo humano y del ganado.
Coinciden en que el origen de este desbalance radica en los altos precios que gana el maíz al amparo de la creciente industria del combustible etanol, uno de los llamados a suplantar parte de la gasolina.
"No hemos previsto todavía la dimensión del efecto real que va a tener la sustitución de tantas hectáreas con el sembrado de maíz, pero se va a generar un efecto dominó", advirtió Amadeo Ibarra Hallal, director de la Asociación Nacional de Industriales de Aceites y Mantecas Comestibles (Aniame).
Jorge Kondo López, titular de Agricultura de Sinaloa, dijo que 40% de la tierra destinada a la siembra de frijol en ese estado fue reconvertida a maíz y la intención es similar en las superficies de producción de otros granos como el garbanzo.
Abraham Montes Alvarado, representante no gubernamental del Sistema-Producto Frijol, explicó que el cambio de este producto a maíz es una práctica que se está llevando a cabo no sólo en México, sino también en otros países, incluso EU. Advirtió que la menor oferta de la semilla propiciará un alza en su precio.
"Estamos por acceder a las cifras de cuánta superficie que estaba destinada a frijol fue reconvertida a maíz aquí en México…); en Estados Unidos ya sucedió y en México también. Seguramente va a haber alguna repercusión", expresó.
"Todavía no se siente el efecto real del movimiento de frijol frente al fenómeno del maíz, pero va a haber un incremento en el precio porque la producción de Estados Unidos y de México va a bajar".
En EU también ocurre esta sustitución de cultivos. El Departamento de Agricultura de esa nación (DA) estimó que en el año 2008 la producción de soya y algodón caerán entre 18 y 17%, respectivamente .
El organismo prevé que a nivel mundial la disminución en la producción de soya será de 6%. México importa de EU 90% de su consumo de soya, la cual es utilizada para la elaboración de una amplia gama de alimentos de consumo humano y de ganado.
"La superficie sembrada de soya [en EU] caerá 15% debido a que los agricultores están cambiando a la siembra de maíz", cita un reporte del DA de EU. El precio de la manteca vegetal subió 15% en junio por efecto del alza en el costo del frijol y la soya, y los industriales del ramo prevén aplicar otro aumento a más tardar durante agosto.
"México está siendo peligrosamente vulnerable en lo que es la soberanía alimentaria; dependemos casi totalmente en cuanto a proteína vegetal", advirtió Hallal.
Kondo López consideró que de continuar la reconversión de cultivos hacia el maíz la dependencia va a ser mayor, porque habrá necesidad de importar el volumen de granos que ya no se están produciendo.